Dime lo que comes y te diré quién eres

Siempre hemos escuchado esta frase “Dime lo que comes y te diré quién eres” pero no nos hemos percatado de que tanta verdad tiene esa frase, ya que según lo que comemos nuestro cuerpo así lo muestra. La frase pertenece al filósofo Jean Anthelme Brillat-Savarin, autor del primer tratado de gastronomía, haciendo referencia a la forma de alimentarse hacia finales de 1700.

En la actualidad tenemos mejores hábitos alimenticios, bueno algunas personas,  la frase “Dime lo que comes y te diré quién eres” hace hincapié en la comida saludable contra la chatarra, considerando las costumbres culturales que cada región o país presenta y forma parte de su identidad.

Lo que quería decir Brillat-Savarin es que nuestros hábitos alimenticios definen la personalidad y la salud de una persona. La mayor diferencia es que hoy podemos escoger entre una gran variedad; sin embargo, parte de la gente elige y cuida muy bien qué come mientras que para otros no tiene relevancia.

Beberíamos tener una alimentación mas equilibrada, pero el no tener una alimentación no equilibrada puede marcar una diferencia enorme no solo en nuestro organismo, sino por el hecho de disfrutar de la buena gastronomía.

Enumeremos algunas cosas que nos indican una alimentación enfocada en nuestras emociones:

  • La persona que no puede dejar de comer sabiendo que algo le sienta mal demuestra una falta de control en su vida.
  • El que come sin apenas dedicarle tiempo, demuestra impaciencia y nerviosismo.
  • El que le encanta pasar horas comiendo y masticando detenidamente  saboreando la comida demuestra como disfruta de la vida a cada segundo.
  • Los que comen casi “engullendo” demuestran mucha ansiedad y ganas por vivir y disfrutar de la vida de forma rápida.
  • Otros son caprichosos y delicados si separan cada alimento del plato.
  • Los que comen de todo tienen una gran capacidad de adaptación.

Y aunque suena extraño el cómo comemos muestra mucho de nosotros y nos indica como puede ser esa persona. Es muy importante ver el estado de la boca y los dientes de una persona. También denota características importantes a cerca de ella.

Los dientes son las expresiones de poder agarrar, sujetar, atacar y morder.

Esto va muy relacionado una vez más, con el plano emocional y si una persona goza de una buena dentadura querrá decir que puede aferrarse a los problemas de forma más fácil. Una vez bien masticados los alimentos, viene la fase de tragar. Esto significa incorporar los alimentos adecuadamente al estómago para la fase de digestión y este proceso no todo el mundo lo procesa igual. De modo, que como traguemos los alimentos así trataremos o incorporaremos los sucesos y problemas en nuestra vida.

Es importante masticar de forma correcta para asimilar mejor los alimentos.

A medida de que nos alimentamos nos damos cuenta de que existen alimentos que influyen de manera positiva o negativa en nuestro cuerpo, por ejemplo aquellos que nos ayudan a mantener el colesterol a raya o nos ayudan a dormir mejor, aquellos que nos hacen tener una piel más tersa o cuidada, y es que la alimentación no solo  va a influir en nuestro físico sino también en nuestro estado anímico.

Dicen por ahí que somos lo que comemos, y no hay mayor verdad que dicha frase. No porque tomemos la forma del alimento que ingerimos sino porque dependiendo nuestro equilibrio emocional es nuestra manera de comer. Así que dime qué comes y te diré quién eres.

Deja un comentario

Chatear
1
¿Tienes hambre?
Hola 👋
No quedes con hambre por una duda, aqui estamos.